Consecuencia de una irresponsabilidad


Aunque la práctica del aborto está muy extendida en todo el mundo, existe un gran desconocimiento del tema por parte de las personas que pueden encontrarse en los grupos de riesgo para esta práctica, entre ellos, las y los jóvenes. Por Maitane Garcia e Irati Alonso.




Se estima que cada año 46 millones de mujeres recurren al aborto inducido para dar por terminado un embarazo no deseado. La OMS (Organización Mundial de la Salud) calcula que cada año se dan 20 millones de abortos inducidos. Dependiendo de la situación de cada país, varía mucho el tratamiento legislativo. Hoy en día el 62% de la población mundial vive en 55 países en los cuales el aborto inducido está permitido, por el contrario, el otro 25% de la población vive en países que lo prohíben e incluso lo penalizan.

El tipo de aborto más conocido es el aborto espontáneo, el que sucede de forma natural o al menos sin la voluntad de eliminar al feto por parte de la madre o del médico. El aborto inducido, el más polémico, consiste en eliminar voluntariamente el feto con distintos fines, ya sea con o sin asistencia médica.

Limitaciones legales

En el estado español el aborto inducido sólo esta permitido en una serie de supuestos. “Es ilegal mientras que no se den estas circunstancias: malformaciones del feto, enfermedad de la madre, violación (siempre que sea con denuncia previa a la intervención) y alteración psicológica” explica la matrona Inmaculada Babarro, con una dilatada experiencia laboral tanto en el Hospital de Cruces
como en los ambulatorios de Osakidetza. Las menores de 16 años, además, deben presentar el consentimiento de su tutor legal y acudir acompañadas de el.



“Intenta hablar con tu madre”

Precisamente, es en la edad entre los 16-18 cuando más se dan los embarazos no deseados. Según Inmaculada, hoy en día hay que tener en cuenta la llegada de las emigrantes. Cada vez es más habitual la llegada de jóvenes, que tienen más o menos 25 años. Vienen de su país dejando allí 2 o 3 hijos y a raíz de eso ya no quieren, una vez aquí, compromisos de ningún tipo, por lo tanto solicitan que se les realice la intervención. Aunque el número de emigrantes que abortan sea alto, el porcentaje de las jóvenes que acuden con ese fin, es mayor. Muchas de éstas, siempre y cuando sean mayores de 16, no lo consultan con sus padres. Conforme a las palabras de Inmaculada es un tema difícil de superar y más teniendo 16 años. Muchas de las chicas que acuden, lo hacen sin antes habérselo comentado a su madre, y otras se lo cuentan y van acompañadas de su madre para informarse, y para no sentirse tan solas. “Yo creo que aunque solo sea por sentirte desahogada tienes que hablar con tu madre” aconseja Inmaculada.

El numero de abortos aumenta por no utilizar anticonceptivos

Se podría decir que la causa de los embarazos no deseados es la no utilización de los anticonceptivos. Hoy en día, hay muchos métodos anticonceptivos, uno de los más conocidos se podría decir que es el preservativo. Aunque normalmente el más conocido es el masculino, también existe el femenino. Otro tipo de anticonceptivo muy conocido es la píldora.
Hoy en día, se sabe que lo mas aconsejable es usar un preservativo, bien sea para no transmitir enfermedades o para no quedarse embaraza sin desearlo. Pero esto no quiere decir que todos los jóvenes lo utilicen, por eso ha aumento el número de abortos.
Por otra parte, hay chicas que una vez embarazadas acuden a tomar la píldora del día después. Según la OMS la píldora es el anticonceptivo de emergencia, ya que se recurre a ella cuando se rompe o no se usa el preservativo. Ésta evita el embarazo siempre y cuando se tome lo antes posible después de la relación sexual, hasta un máximo de 72 horas. Si se toma después del tiempo mencionado no tendría ningún tipo de efecto ya que la eficacia se reduce con el tiempo.
Hay que tener en cuenta, que el anticonceptivo de emergencia solo ayuda a prevenir un embarazo pero no protege enfermedades de transmisión sexual como el SIDA.